El día miércoles 28 de mayo, la Dirección del Parque Nacional Galápagos y la Fundación WildAid iniciaron una campaña educativa de dos meses para reducir el uso de consumo de botellas plásticas en unidades educativas escolares de la isla Santa Cruz, esta campaña tiene como lema “+VIDA – BASURA,” la cual busca en esta fase piloto sensibilizar a los estudiantes de básica de la Escuela Oswaldo Guayasamin en la reducción del consumo de botellas plásticas a través del uso de un tomatodo o botella reusable.

Nuestros mares actualmente reciben entre 5-13 millón toneladas de basura plástico cada año. Los resultados de esto se pueden ver en la acumulación de islas de basura en los mares; la contaminación en áreas costeras, incluyendo una isla sin habitantes que tenía casi 38 millones de piezas de plástico en sus playas; y muertes de animales silvestres debido a la ingestión de plástico, incluyendo una ballena que murió la semana pasada por consumir docenas de bolsas plásticas.

Desafortunadamente, la basura plástica continua aumentando en todo el mundo y una investigación nueva encontró unos hechos alarmantes:

  • Un millón de botellas plásticas se compran cada minuto;
  • Para 2021, la demanda de botellas plásticas se espera aumentará por más del 20%;
  • Menos del 50% de las botellas compradas en el 2016 fueron recicladas;
  • Y de esas, solo el 7% se convirtieron en nuevas botellas—el resto pararon en basureros o en los mares.

Estos números apoyan un informe de la Fundación Ellen MacArthur que dice que para el 2050 va a ver más plástico que peces en el mar. La sobre-pesca ya ha generado la explotación del 90% de las pesquerías industriales y los impactos del cambio climático están destruyendo el hábitat marino.

Sin embargo, una gestión marina efectiva puede ayudar a proteger a lugares como las Galápagos, cuya biodiversidad marina es una fuente de esperanza para otras naciones y donde la pesca ilegal ha disminuido a través de la última década debido a la aplicación de la ley.

Esta campaña de reducción de plástico se está realizando en una escuela de Santa Cruz con 488 estudiantes, sus padres y docentes. Actualmente, la escuela utiliza 2,400 botellas de agua cada año escolar y la campaña va medir cambios en el uso de plástico a través del año. Se realizarán actividades como juegos lúdicos bajo el slogan + vida –basura, se utilizarán recursos gráficos donde se explicará el problema de la basura en las especies como aves, tortugas y mamíferos marinos, además del daño para nuestra salud y economía. También les daremos a los estudiantes un tomatodo o botella reusable para incentivar su uso en vez de botellas de agua.

WildAid está reduciendo el uso de plástico en las islas Galápagos, gracias al apoyo de National Geographic—Lindblad Expeditions. Esta campaña es parte de nuestro trabajo con la Dirección del Parque Nacional Galápagos para aumentar la sostenibilidad de las pesquerías artesanales, la seguridad de sitios turísticos y educación del medio ambiente para los residentes del archipiélago.