Esta semana marca el comienzo de una nueva vida para Casquita, una tortuga golfina en Ecuador. Acompañada por niños de la comunidad local, Casquita regresó al mar triunfante después de recuperarse de su desnutrición y de lesiones producidas por la hélice de una embarcación.

Hace dos meses, Casquita fue encontrada en la playa de la localidad de Puerto Cayo frente al Hotel Las Tanuzas. Cuando se le encontró estaba baja de peso y tenía una fractura en su cráneo y caparazón. Los empleados del Hotel la rescataron y la llevaron al hospital del Parque Nacional Machalilla (PNM) para su rehabilitación.

Voluntarios del hospital le dieron tratamiento veterinario y le ayudaron a recuperar un peso saludable previo a su liberación.

El día de su liberación, los niños corearon su nombre, mientras los voluntarios del hospital la sacaban en una camilla para colocarla en la playa para su regreso al mar.

Casquita es solamente uno de los tantos pacientes que reciben tratamiento veterinario en el hospital de Machalilla. En este lugar se atienden otras especies como lobos marinos y aves, los cuales llegan con heridas causadas por embarcaciones, artes de pesca, o por el consumo de plástico.

El hospital es un proyecto local que empezó en el año 2012 como parte de las actividades de rescate de los guardaparques del PNM que deseaban monitorear a diversos animales que encontraban atrapados, en particular tortugas marinas. Los recursos para operar, la comida y los medicamentos estaban limitados a donaciones que hacía la comunidad o ganancias de la venta de camisetas. Otros insumos eran comprados por los voluntarios del hospital pagando de su propio bolsillo. Los exámenes e imágenes de laboratorios se realizaban en hospitales públicos y privados de la ciudad.

Este año, WildAid está trabajando con el hospital a fin de brindarles el equipo necesario,  incluyendo tanques, medicamentos, y equipamiento, para aumentar la capacidad de atención a las especies silvestres. Esta colaboración es parte de un programa integral de protección de tortugas marinas, el cual protege a los nidos de tortuga y a sus crías, educa a la comunidad acerca de su importancia, trabaja en la reducción de la pesca incidental, y ayuda a la recuperación y tratamiento de las tortugas heridas en el hospital.